jueves, octubre 19, 2006

News from the shadows:

The Luco Lukovitz Evil Experience Army Manifest
Nº1, October 2006

Jóvenes adeptos, me congratula comunicaros que nuestro ejercito está dando sus primeros pasos de forma firme y decidida. Sé que muchos de vosotros aguardais impacientes buenas nuevas, que leeis ávidamente la prensa internacional en busca de mensajes criptográficos reveladores de la magnitud de nuestras acciones. Sé también que otros habeis recurrido a la sección de "contactos" para conseguir establecer comunicación directa con nosotros, confiando en que aún utilicemos tan primitivos métodos. Nada escapa al escrutinio de las sombras. Y menos la sección de "contactos". Pero es en vano, desistid. A medida que nos acercamos a la consecución de nuestros fines debemos extremar nuestro sigilo, atenuar los lazos que nos unen hasta que éstos sean completamente indetectables hasta por el más agudo de nuestros enemigos. Ese es el designio de las sombras, y todos debemos cumplirlo.

De ahora en adelante nuestro único medio de comunicación será este, el "TLLEEA Manifest". Hemos eliminado a todo aquel que nos pudiera relacionar con la organización, hemos trasladado la sede central a un nuevo emplazamiento aún más sombrío, hemos dado de baja la línea 900 y quemado nuestro, por otra parte entrañable, neón rosita sombra. Todo aquel que intente establecer vías de comunicación poco discretas será eliminado. Por supuesto, esto incluye llamar a mi madre y preguntarle otra vez por la nueva dirección del local. Todo eso se ha acabado. ¡Debemos empezar a actuar de forma profesional y muchísimo más sombría, señores!

Pero no es éste momento de reproches, sino de alborozo, ya que la organización avanza cual goleta en la tormenta. Seguid atentos, pues las noticias no tardarán en llegar. Ánimo.
Muere el padre de 'Mi vaca lechera'


Jacobo Morcillo, creador de la célebre canción 'Mi vaca lechera', falleció el 12 de octubre a los 87 años. Antes de crear la famosa letra, se infiltró durante la guerra entre los anarquistas y se alistó en la División Azul.

El parto fue en un tren, de madrugada. Los soñolientos ojos del agente Morcillo se posaron en las hechuras orondas de una vaca gallega y aguzó su ingenio. En sólo unos kilómetros, nació un puñado de versos tan llenos de encanto como de ingenuidad. Corría la primavera del 46 y el bueno de Jacobo -policía, novelista, poeta aficionado- no imaginaba la que iba a montar con la dichosa vaca.

Apenas se bajó del expreso irrumpió en un ensayo del maestro García Morcillo -músico de prestigio y director de orquesta- para pedirle que le pusiera música a sus estrofas. Contagiado del entusiasmo de Jacobo y no sin cierto fastidio, el maestro improvisó unas notas al piano. Acababa de nacer 'Mi vaca lechera'.

Pero para Jacobo no fue suficiente: quería estrenar la pieza. En pos de convencer a García Morcillo, que seguía sin verlo claro, se presentó en la madrileña sala J'ai con un cencerro que se había agenciado en Zamora para aderezar las notas. Conmovido por sus empeños, el dueño de la sala accedió a estrenar la pieza. Sin demasiada fe, delante de los camareros y a primera hora. Pero el cencerro ya no dejó de sonar hasta las cuatro de la mañana.

El éxito corrió como la pólvora y todos quisieron entonces ordeñar a la vaca. En Sevilla la versionaron por bulerías y en Gibraltar le inventaron una letra en inglés. En tan sólo unos meses una España torturada por el racionamiento y la represión política se aferró como a un amuleto al hilarante cencerro de Jacobo.

Y hasta aquí la historia del parto de la vaca. Pero la prodigiosa existencia de su letrista es una inagotable caja de sorpresas. Por detrás de su rostro anguloso se asomó hasta los últimos días la mirada inocente de un niño siempre dispuesto a juguetear con las palabras. Espía, perfumero, voluntario en la División Azul, agente artístico... Sería imposible relatar cada una de sus hazañas.

Con sólo 18 años, lo sacaron de su casa junto a su hermano para fusilarlo, pero un guardia los conocía y evitó el ominoso paseíllo. A la vuelta le esperaba la tragedia: loco de dolor, su padre se había quitado la vida.

Jacobo se infiltró durante la guerra entre los anarquistas y llegó a escribir discursos de Durruti mientras saboteaba sigilosamente los archivos cambiando apellidos y direcciones de potenciales fusilados que gracias a él nunca lo fueron.

Pero lo pillaron, lo torturaron salvajemente y lo condenaron a muerte. Entre los muros de la cárcel de Alcalá, entre tuberculosos, falangistas y delincuentes comunes, Jacobo aprendió la Historia, el Derecho y la mecanografía que le ayudarían después a ganar la oposición a policía.

Terminada la guerra, se alistó de inmediato en la División Azul, donde se convirtió en el escolta de Muñoz Grandes. De aquella aventura recordaba las ratas que correteaban sobre los camastros y el intenso frío: 'Cuando meabas, salía una estalactita', decía con humor.

De vuelta se hizo policía y pasó por diferentes comisarías madrileñas. Pero nunca olvidó del todo su conexión artística. No sólo por las casi 300 obras que compuso. O por sus muchas cuñas publicitarias. O por haber ideado la letra del célebre bolero María Dolores que cantó Joan Báez. Morcillo fue cazatalentos, látigo precoz de la piratería y autor de folletines policiacos con el pseudónimo de El cautivo Jacmor.

Un día el ginecólogo de su esposa le pidió que escuchara a su hijo, un chaval delgaducho que quería ser artista. Se llamaba Julio Iglesias y firmó con Jacobo su primer contrato. Murió tarareando entre brumas sus viejas melodías, ideando nuevas letras, viajando con la memoria al frente ruso o a aquellos trenes de posguerra donde le hacía la vista gorda al estraperlo. Y a modo de bondadoso epitafio, se despidió de este mundo con un beso.
EDUARDO SUÁREZ
"El mundo"
http://www.elmundo.es/elmundo/2004/10/21/obituarios/1098340472.html

martes, octubre 17, 2006

hola

esto es una prueba de una imagen

miércoles, enero 12, 2005

Raros peces, ratas, serpientes y caracoles gigantes invaden EEUU
Las ratas gigantes de Africa son la última especie de una serie de animales exóticos, como enormes caracoles, los llamados "frankenpeces" o serpientes pitón, que proliferan en los ultimos meses en Estados Unidos, muy lejos de donde les corresponde, según informó EFE.
Lunes, 10 enero 2005IBLNEWS, AGENCIAS
El "snakehead" ("cabeza de serpiente"), un enorme pez omnívoro originario de Asia que es capaz de reptar fuera del agua y sobrevivir en tierra durante varios días, ya ha sido divisado en lugares tan distantes como Maryland, Massachusetts, California o las islas Hawai.
El "frankenpez", como se le conoce por su potencial para dañar el sistema ecológico allí por donde pasa, es uno de los ejemplos más recientes de animales a los que la globalización ha llevado a miles de kilómetros de su hábitat natural.
Mientras tanto, los cayos de Florida tienen una nueva especie, unas ratas gigantes procedentes de Gambia que causan preocupación entre los expertos, quienes creen que podrían desequilibrar el sistema ecológico de la zona.
Los científicos desconocen de qué manera llegaron allí estos roedores, que pueden llegar a pesar cuatro kilos, pero lo que sí tienen claro es que representan una grave amenaza, ya que podrían competir por comida con especies protegidas, ser portadores de enfermedades o comerse los huevos de los pájaros.
Uno de los problemas para erradicarlas es que estas ratas son tan grandes que no tienen muchos predadores naturales.
Los gatos, por ejemplo, enemigos tradicionales de los roedores, no osan acercarse a las ratas de Gambia, según los expertos de la Comisión para la Conservación de la Pesca y Fauna Silvestre de Florida.
Las ratas hacen compañía a las serpientes pitón procedentes de Birmania (sudeste asiático) que, tras haber sido abandonadas por sus dueños, se reproducen en el Parque Nacional de los Everglades, según el diario "Orlando Sentinel".
Los trabajadores de este parque, donde hay incluso una línea de teléfono de emergencia por si algún visitante se topa con los reptiles, tuvieron que vérselas el año pasado con 40 serpientes, algunas de ellas de más de cinco metros de longitud.
A diferencia de las ratas, que no se sabe cómo alcanzaron una zona tan lejos de su hogar, las pitones de Birmania habitaron en casas con humanos y como mascotas antes de vivir en la semijungla de los Everglades.
Las pitones pueden obtenerse con relativa facilidad, recién nacidas, por 20 dólares la unidad en algunas tiendas de animales. Pero cuando alcanzan su tamaño natural, pocos dueños disponen del espacio o las ganas para continuar cuidando un animal tan grande.
El problema se agrava porque estos reptiles viven hasta 25 años. Para entonces, pueden haber alcanzado los 90 kilos de peso.
Escarabajos y caracoles
Mucho más pequeños, pero más dañinos, son los escarabajos procedentes de Asia que están infestando los árboles norteamericanos, desde Chicago a Nueva Jersey, o Toronto, en Canadá.
Los escarabajos, que viven (y destruyen) árboles sanos, llegaron a EEUU por barco desde China hace unos diez años, en plataformas de transporte de mercancía fabricadas con madera infectada.
Las autoridades estadounidenses prohibieron unos años después el uso de cualquier tipo de palé fabricado con madera a menos que se hubiera utilizado insecticida con anterioridad, pero el daño ya estaba hecho: la única manera de deshacerse de los pequeños escarabajos (negros, con pintas blancas y largas antenas) es destruir los árboles o casas de madera donde se alojan.
Igualmente nocivos -aunque mucho menos numerosos- son los caracoles gigantes procedentes de África que, según los informes del Departamento de Agricultura de EEUU, se venden en algunas tiendas de animales del país, a pesar de que su importación es ilegal.
Esta institución explica en su página web que los caracoles no son cosa de broma: un niño de Miami (Florida) introdujo en el jardín de su casa tres caracoles gigantes que había recogido en un viaje a las islas Hawai, en 1966.
Siete años después, se encontraron más de 18.000 en la zona, y el programa de erradicación que emprendió este estado costó un millón de dólares a lo largo de diez años.

miércoles, agosto 25, 2004

Prohíben la venta de cuchillos en Nápoles para evitar asesinatos

LVD - 25/08/2004 - 14.38 horas

Roma. (EFE).- El prefecto (Gobernador Civil) de Nápoles, Renato Profili, ha prohibido la venta de todo tipo de cuchillos en la ciudad en un intento de frenar la escalada de violencia en las calles de esa ciudad italiana.

Profili tomó esta decisión tras el reciente asesinato a puñaladas de Fabio Nunneri, de 18 años, y de Francesco Estatico, de 20, que se suman a otras agresiones causadas por arma blanca en los últimos meses.

Esta "excepcional medida", que entra en vigor hoy y se prolongará en principio hasta fin de año, afecta a todo tipo de "objetos punzantes y afilados que puedan ser utilizados para agredir a una persona", entre los que se incluyen todos los modelos de cuchillos, incluidos aquellos utilizados en la cocina.

Así, el que quiera hacerse con un simple cuchillo para untar mantequilla tendrá que desplazarse a otra jurisdicción, porque en 60 kilómetros a la redonda no se podrán vender este tipo de utensilios. La orden emitida por Profili, bautizada como "Cuchillos Prohibidos", fue inmediatamente aprobada por la alcaldesa de Nápoles, Rosa Russo Iervolino, quien aseguró que "ya era hora" de tomar una decisión como esta.


jueves, agosto 12, 2004

Russian Researchers Say Debris of Alien Spaceship found in Siberia
Created: 10.08.2004 11:30 MSK (GMT +3), Updated: 15:37 MSK
document.write(get_ago(1092137835));

MosNews
Members of a special expedition researching the site of the famous Tunguska meteorite fall have claimed they had discovered parts of an extraterrestrial device.The expedition, organized by the Siberian Public State Foundation “Tunguska Space Phenomenon” completed its work on the scene of Tunguska meteorite fall on August 9. It was the first expedition to the region since 2000. Guided by the space photos, the researchers scanned a wider territory in the vicinity of the Poligusa village for parts of the space object that crashed into Earth in 1908 and was later called the Tunguska meteorite. The scientists claim that they found remains of an extraterrestrial technical device that allegedly had an accident in Siberia in 1908. They also say that they found the so called “deer stone” - an artifact repeatedly mentioned in the reports of the eyewitnesses of the Tunguska phenomenon. A part of the “deer stone” has been delivered to Krasnoyarsk for research. The head of the expedition Yuri Lavbin told MosNews on Tuesday that the researchers had traced the possible trajectory of the space object, but this time they counted that it ran from West to East, unlike the members previous missions who thought that the object had flown East to West. The new approach allowed the expedition members to find a buried object covered with trees.The object appeared to be a large block made with metal. The researchers chipped a piece of the object and will now test its composition. In his further comment to MosNews, Lavbin noted that according to his calculations, the mass of the space object that collided with the Earth in 1908 amounted to almost 1 billion tons and the blast on impact must have destroyed the humanity. The fact that it did not happen testifies to the theory that the Tunguska event was an explosion of an artificial object at an altitude of about 10 kilometers. “I am fully confident and I can make an official statement that we were saved by some forces of a superior civilization,” the scientist said. “They exploded this enormous meteorite that headed towards us with enormous speed,” he said. Now this great object that caused the meteorite to explode is found at last. We will continue our research, he said. Lavbin says that the results of this year’s expedition give him hope that the Tunguska mystery will be solved before the phenomenon’s 100th anniversary. To do this, Russian researchers plan another large-scale expedition to the Eastern Siberia. The Tunguska event was an aerial explosion that occurred near the Tunguska River in Siberia on June 30, 1908. The blast felled an estimated 60 million trees over 2,150 square kilometres. On this day, local residents observed a huge fireball, almost as bright as the Sun, moving across the sky. A few minutes later, there was a flash that lit up half of the sky, followed by a shock wave that knocked people off their feet and broke windows up to 400 miles away. The explosion registered on seismic stations across Eurasia, and produced fluctuations in atmospheric pressure strong enough to be detected by the recently invented barographs in Britain. Over the next few weeks, night skies over Europe and western Russia glowed brightly enough for people to read by. In the United States, the Smithsonian Astrophysical Observatory and the Mount Wilson Observatory observed a decrease in atmospheric transparency that lasted for several months.The size of the blast was later estimated to be between 10 and 15 megatons. Until this year members of numerous expeditions have failed to find any remains of the object that caused the event.

martes, agosto 10, 2004

David no aguantó ser Brenda
OLIVER BURKEMAN/GARY YOUNGUE


-->Hasta hace unos años, el nombre de David Reimer no le sonaba a nadie externo a su círculo inmediato, y para cuando se suicidó el pasado martes en circunstancias desconocidas en su aldea natal de Winnipeg (Canadá), ya se había tintado de matices oscuros, los de un nombre que pertenecía a un peculiar vecino de 38 años, un hombre separado de su mujer que se ofrecía a hacer pequeñas chapuzas, antiguo trabajador de un matadero a quien le gustaba ir de compras a los rastrillos y hacer arreglos en su coche. De hecho, para alguien interesado en el desarrollo de la psicología entre los años 70 y 80, la historia de la vida de Reimer habría resultado vergonzosamente infame.
Bajo el nombre de Brenda, David Reimer fue un conejillo de 'indias' involuntario, junto con su hermano gemelo Brian (que se quitó la vida en 2002), en un experimento médico inicialmente muy famoso pero que se labró después una mala reputación, llevado a cabo por el médico de Baltimore (EEUU), John Money.
El destacado médico de EEUU intentó resolver, de una vez por todas, el peligroso debate entre naturaleza y educación y demostrar que el sexo de una persona es tan incierto al nacer que con un simple cambio en la práctica de su aprendizaje, junto con una sencilla operación quirúrgica, un chico podía convertirse en una chica mientras su hermano gemelo se desarrollaba en su cuerpo de hombre.
La idea era dividir en dos el mundo de la psicología sexual. Y tras 12 años de tratamiento traumático, seguido de otras dos décadas intentando reparar el daño causado, el ensayo llevó a David Reimer hacia su propia muerte.
«Fue una especie de lavado de cerebro», afirmó Reimer una vez para resumir su identidad masculina tras haber pasado su niñez como Brenda. «Daría cualquier cosa porque un hipnotizador lograra borrar todos los recuerdos de mi pasado. Es una tortura que no soporto. Lo que me hicieron en el cuerpo no es tan grave como lo que aquello provocó en mi mente».
ERROR MÉDICO.
Las raíces de la tragedia se remontan hasta 1965, durante una visita rutinaria de Janet y Ron Reimer al hospital, con sus bebés gemelos Bruce y Brian. Los médicos les habían recomendado la circuncisión, una práctica aún muy común en el norte de EEUU, pero la operación de Bruce resultó nefasta. Al igual que el resto de detalles de la historia. Lo que ocurrió aún da lugar a agresivas disputas entre los implicados, pero lo que está claro es que el cauterizador eléctrico que utilizaron los médicos para llevar a cabo la intervención quemó su pene de manera tan severa que dejó el órgano completamente inútil.
La cirugía genital de reconstrucción aún era una ciencia 'en' 'pañales', y los expertos mostraron un gran pesimismo al respecto. Por ello, cuando meses después los desconsolados padres vieron por casualidad un programa en televisión, donde John Money defendía a capa y espada las nuevas y radicales teorías sobre la formación del sexo, les pareció que aquello podría arrojar un atisbo de luz en el oscuro mundo en el que se había sumido a su hijo. «Aseguraba que es posible que los bebés tuvieran un sexo neutral al nacer, un sexo indefinido, que se puede cambiar en el desarrollo de su vida», explicó más tarde Janet Reimer a John Colapinto, autor de un libro sobre este experimento titulado 'Tal como la naturaleza lo hizo'.
En las fotografías realizadas en aquella época, Money -entonces profesor de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, EEUU, donde sigue ejerciendo en la actualidad-representa la parodia de un sexólogo progresista, con bigote y cuello vuelto, una imagen ratificada además en sus escritos.
Este médico, educado en una familia religiosa y conservadora de Nueva Zelanda, se había sublevado para autodescribirse como un 'misionero del sexo', desvelando mediante respuestas asombrosas su defensa infatigable de los matrimonios abiertos y el sexo bisexual en grupo, su debilidad y preferencia.
Las afirmaciones más extremas de Money aprobaban, o al menos no condenaban, el incesto y la pedofilia, pero en el programa que Janet y Ron Reimer vieron en televisión no se mencionaron estos temas. Le escribieron una carta y él no tardó en responder.
El médico confiaba ciegamente en que Bruce podía ser educado como una chica. Desde una perspectiva experimental, Brian Reimer sería el individuo perfecto para hacer de control: su herencia genética era idéntica a la de su gemelo Bruce. La única diferencia es que uno podría ser educado como una chica, y el otro como un chico. El énfasis de Money en la educación por encima de la naturaleza encajaba a la perfección con el espíritu progresista de la época, sobre todo con el movimiento femenino, cuyos defensores aseguraban que el papel tradicional y social de la mujer no venía biológicamente definido.
«En cualquier caso, tras la guerra se produjo un cambio, que desmentía que la gente fuera biológica, innata e inherentemente lo que parecían ser», explica Lynne Segal, catedrática de Psicología y Sexo en el Colegio Birkbeck de Londres (Reino Unido). «Acabábamos de ser testigos del nazismo y de la idea de que algunas personas eran malas por naturaleza, como los judíos o los gitanos, entre otros, por lo que la fuerza del concepto de cultura y sociedad encajaba al dedillo con los ideales socialdemócratas». Los Reimer no entraron en este tipo de debates, simplemente querían 'salvar' a su hijo. «Yo admiraba al doctor Money como si fuese un dios», resumió Janet.
CASTRACIÓN.
Bruce Reimer comenzó su conversión a Brenda el 3 de julio de 1967. Los médicos del Johns Hopkins le practicaron una operación de castración y la piel restante se utilizó para crear una «fisura vaginal cosmética». Money envió a la familia de vuelta a casa con instrucciones muy estrictas. «Nos dijo que no habláramos del tema, que no le contáramos la verdad y, sobre todo, que jamás debería saber que no era una niña».
Las cosas fueron mal desde el principio. Janet Reimer recuerda que lo que ocurrió cuando le puso a Brenda su primer vestido, justo antes de que cumpliese los dos años. «Intentó arrancárselo, romperlo. Recuerdo que pensé: ¡Dios mío, sabe que es un chico y no quiere que le vista como a una chica!». A Brenda la atacaban constantemente en el colegio. Cuando orinaba de pie en el baño, la amenazaban con una navaja.
La decisión de si Money fue o no el culpable de todo aún es un tema de discusión. Algunos especialistas afirman que las técnicas de cirugía de reconstrucción de aquella época eran tan poco eficaces que el intento de convertir a Bruce en Brenda debería haber sido la última y más desaconsejable opción.
En público, Money aseguraba que el estudio «John/Joan» había tenido un éxito arrasador. «Este caso constituye un apoyo férreo a la mayor de las batallas de la liberación de la mujer: el concepto de que las pautas convencionales sobre el comportamiento masculino y femenino pueden alterarse», publicó 'Times,' en un artículo que disparó las ventas de la revista. Pero en privado, las cosas se le iban de las manos. Brenda necesitaba asistir con regularidad a una terapia con Money en Baltimore, en compañía de su hermano. Según relata Colapinto, aquello pronto degeneró en una especie de encuentros terroríficos que traumatizaron profundamente a los dos niños.
La muestra de «imágenes sexuales explícitas» a los pequeños resultaba fundamental, según las teorías del doctor sobre reasignación sexual. David Reimer (entonces Brenda) relató más tarde: «Money me gritaba, me decía que me quitara la ropa y yo no quería. Me quedaba quieto, y él me chillaba: ¡No! A mí me asustaba que fuese a darme una paliza, así que terminaba por desnudarme y quedarme inmóvil, temblando de pánico».
Entre los recuerdos más sombríos del niño, tras años de una total imposibilidad para hablar sobre ello, se encuentra el hecho de que Money supuestamente hizo a Brenda «ponerse a cuatro patas en el sofá de su oficina y obligó a Brian a colocarse detrás de rodillas y a frotar su entrepierna con el trasero de su hermana», algo que Money denominaba «ensayo sexual».
John Heidendry, que escribió recientemente una crítica en defensa del sexólogo, calificó esta acusación de «vergonzosa y ofensiva», asegurando que Brian sufría un síndrome de falsa memoria.
Cuando Brenda llegó a la adolescencia, la chica ya había intentado suicidarse al menos una vez. Se negó a que se le practicasen más operaciones pero aceptó, aunque de manera irregular, tomar estrógenos que favorecieran el desarrollo de sus mamas. El doctor John Money se fue alejando gradualmente de la vida de los Reimer, pero Brenda continuó en tratamiento psicológico.
Tras una de aquellas sesiones con un psiquiatra, en 1980, Ron Reimer recogió a su hija y, en vez de conducir de vuelta a casa, la llevó a una heladería, donde le contó toda la verdad. La suerte de la familia mejoró durante unos años. Brenda optó por un cambio de sexo a las pocas semanas de este encuentro. Gracias a los desarrollos de la faloplastia, ella, que tomó el nombre de David, se sometió a un proceso quirúrgico durante cinco años que le devolvió un pene reconstruido parecido a uno real, con sensaciones limitadas pero con capacidad para llevar una vida sexual.
A los 23 años conoció a Jane, una madre soltera con tres hijos, y no tardó en casarse con ella. En el año 2000, la historia de David se hizo pública. Pero su felicidad no duró demasiado ya que, por razones aún sin esclarecer, David y Jane terminaron por separarse.
Dos años más tarde, Brian Reimer (el gemelo que sirvió de sujeto control en los terribles experimentos de Money) se quitó la vida con una sobredosis de los fármacos que tomaba para tratar su esquizofrenia. Según parece, David se sentía responsable de su muerte, por lo que visitaba a diario la tumba de su hermano.
Aunque Colapinto asegura que David ganó muchísimo dinero con la publicación del libro, los que le conocían aseguran que su situación económica era penosa. En el club de golf donde se ofrecía a realizar sus pequeñas chapuzas, los miembros hacían una colecta y se la entregaban para que, al menos, pudiera comer.
Los amigos afirman que cayó en un estado de angustia total durante los pasados meses, después de que las acciones por valor de miles de dólares que había comprado en una inversión sufrieran una bajada descomunal.
EN CONTRA.
El mundo de la psicología aprendió del error de Money mediante un artículo escrito por un rival suyo, el doctor Milton Diamond, miembro destacado de la Universidad de Hawai (EEUU), que finalmente identificó a los que se habían hecho cargo del tratamiento de los gemelos.
Para Lynne Segal, la historia del experimento no inclina la balanza del debate entre naturaleza y educación hacia ningún lado. En su opinión, compartida por la mayoría de expertos, esta dicotomía es falsa.
Por su parte, John Money se abstiene de realizar comentarios sobre el tema, según ha explicado su ayudante personal al diario 'The Guardian'. «Sencillamente no hay ningún comentario que hacer», ha apuntado de manera tajante. Gráfico (en PDF): Cómo se hace un mujer
La identidad de género está en manos de la genética
La literatura científica parece no apoyar la hipótesis del doctor Money. Precisamente, dos trabajos presentados durante el transcurso del congreso de la Sociedad de Endocrinología Pediátrica, celebrado en Boston(EEUU) en mayo de 2000, respaldan la teoría contraria y determinan que «las evidencias científicas apoyan que la identidad de género viene establecida por la biología por encima de la educación». De hecho, tal y como apunta William Reiner, psiquiatra y urólogo en el Centro Infantil Johns Hopkins (Baltimore, EEUU), «los niños que han participado en la investigación han demostrado que el género masculino se puede desarrollar no sólo con la ausencia de pene, sino también cuando se extirpan los testículos». En el trabajo participó un total de 14 niños que nacieron con defectos en sus genitales, como la ausencia de pene, debido a una malformación congénita.
Al parecer, los autores realizaron un seguimiento de estos menores y constataron que de los 14 niños genéticamente varones, 12 fueron intervenidos para convertilos en niñas. Sin embargo, los padres de estos menores relataron que su comportamiento a lo largo de toda la infancia fue masculino. Además, dos de los menores que no fueron sometidos a cirugía y que carecían de miembro tenían una actitud psicológica masculina. Según el especialista de Baltimore, «la controversia sobre la reasignación del sexo acaparó la atención hace tres años, cuando se da a conocer el caso del experimento 'John/Joan'. No obstante, los candidatos a este tipo de operación son muy pocos». De hecho, cerca de uno de cada 2.000 niños nacidos posee unos genitales ambiguos o estructuras reproductivas de ambos sexos y muy pocos sufren la ablación del pene. «La primera asunción errónea es que las relaciones sexuales son la cosa más notoria que realiza el ser humano y la segunda que el pene es el miembro más importante. Esto es una tontería. El cerebro es el mayor órgano sexual. Es él el que le dice al individuo qué hacer con el falo, la vagina o cualquier otra parte de la anatomía», ha insistido William Reiner. Este experto recuerda que la identidad de género «es complicada y que existen evidencias de que en ella interactúan muchos elementos».
Cuando los menores no se comportan según su sexo
En España hay más de 30.000 transexuales, de los cuales sólo 2.286 están diagnosticados, según un último estudio realizado por la Fundación para la Identidad de Género. Este organismo, que defiende la financiación estatal de las operaciones de cambio de sexo (una iniciativa que ya llevan a cabo la Junta de Andalucía y el Gobierno de Extremadura) estima que el coste anual de este tipo de intervenciones sería de un millón de euros. Sin embargo, la decisión de pasar por quirófano no puede tomarse a todas las edades. Miguel Fernández, psicólogo del Centro de Estudios de Salud Sexual, en Gran Canaria, explica que «existen unos criterios internacionales sobre cómo se debe tratar a los niños y a los adolescentes que se presentan en las consultas porque no se comportan de acuerdo con su género. De hecho, insiste que en el caso de los más pequeños se «debe ser muy cauteloso, porque la manifestación de un problema de identidad sexual puede deberse a un conflicto de orientación (homosexualidad o lesbianismo) o de identidad. Es decir, a lo mejor más adelante decide que es homosexual y no transexual. A esas edades, es muy difícil que un profesional sepa cómo se va a desarrollar el menor. Es más, lo que conocemos es que un 25% de estos niños será transexual y otro 25% homosexual». Por este motivo, los expertos se muestran en contra de dar cualquier tipo de tratamiento farmacológico en este sector de la población, aunque apoyan la necesidad de realizar un seguimiento de los más pequeños, así como de trabajar con la familia. En el caso de los adolescentes, «no se trata de realizar terapias masculinizantes o feminizantes. Si un chico descubre que quiere ser chica, o al contrario, intentamos que la terapia se encamine a detener el desarrollo de sus caracteres sexuales secundarios porque así, en un futuro, las soluciones que se adopten tendrán mejores resultados». Este psicológo recuerda que todo este proceso se realiza con la participación de los familiares. «En muchos casos los padres vienen desorientados y, sobre todo, no aceptan lo que está pasando, pero con la terapia y trabajo acaban comprendiendo todo». En nuestro país, no hay unidades específicas para niños o adolescentes, aunque sí las hay en Holanda y Reino Unido.

viernes, agosto 06, 2004

Agencias (06/08/04, 07.33 horas)
Uwe Dieter Krone, un ciudadano alemán que cumple pena de prisión en la cárcel madrileña de Valdemoro por un delito de prostitución, ha aprovechado un encuentro vis-à-vis con su novia para unir sus manos a las de ella con un pegamento industrial. Ante la imposibilidad de separarlos, las autoridades de la prisión se han visto obligadas a trasladar a la pareja al hospital Doce de Octubre, donde los médicos estudian la mejor manera de despegarlos sin correr riesgos.
El singular encuentro tuvo lugar ayer. Cuando uno de los funcionarios de la cárcel encontró a ambos unidos por sus manos, el preso explicó que había tomado esta iniciativa para denunciar su situación penal y tener eco en la opinión pública española. Y lo ha conseguido.
Al parecer fue Michaela Nolte, su compañera sentimental, la que introdujo en el recinto carcelario el potente pegamento, empleado para las carrocerías de los coches, ya que, según han explicado las autoridades de Valdemoro, los familiares de internos que participan en las entrevistas carcelarias sólo son sometidos a un cacheo ordinario.
La pareja, unida de las manos, fue trasladada en ambulancia, escoltada por la Guardia Civil, al hospital 12 de Octubre de Madrid, donde se estudia la posibilidad de despegarles con un disolvente. De no prosperar esa vía, se procederá a separarlos mediante una intervención quirúrgica.
Los vis-à-vis para los presos y sus parejas tienen una duración de entre una y tres horas y los internos tienen derecho a ellos una vez al mes, aunque pueden solicitar alguno más.
Pendiente de extradición a Alemania
Dieter, de 39 años, fue detenido el pasado 30 de abril en San Fernando (Cádiz) en cumplimiento de la orden de busca y captura dictada por las autoridades alemanas. En esa provincia andaluza, Dieter se encontraba en libertad provisional por una causa que tiene pendiente, aunque fuentes judiciales no supieron precisar el motivo, y anteriormente tuvo abierto también en esa provincia un procedimiento por tentativa de homicidio que ha sido sobreseído provisionalmente.
Por otro lado, el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, cuya titular es Teresa Palacios, tramita la extradición a Alemania de Dieter y nada más producirse los hechos, desde Valdemoro se pusieron en contacto con el juzgado para preguntar si la entrega iba a ser inminente, ya que de ser así, no iba a poder efectuarse dadas las circunstancias del reclamado.